journal

¿Cómo disfrutar la rutina?

Pues uno de los principales motivos por los cuales inicié este blog es porque estaba seguro de que la vida cotidiana puede ser mucho más placentera. Es decir, ¿no están hartos de esperar toda la vida a que sean vacaciones o toda la semana a que llegue el fin de semana? Si nos ponemos matemáticos eso se puede traducir en que el 71.5% de toda la semana (de domingo en la tarde a viernes al medio día) nos la pasamos anhelando a que llegue el 28.5% restante (viernes en la tarde a domingo en la mañana). Ahora, si esto lo extrapolamos y suponemos que una persona puede vivir 100 años, de esos 100 años 71 serían esperar a que algo suceda y ¡solamente 28 tendrían valor real! O_O
Este pensamiento da mucho miedo y es que no podemos estar toda la vida con la expectativa de cuánto falta para el fin de semana, cuándo será la próxima vacación o si hay o no puente feriado dentro de dos semanas. Es importantísimo hacer la rutina del día a día algo más disfrutable y aquí algunas ideas básicas.

1.- Mañanas más productivas.
¿Recuerdas esa mañana en que te levantaste, tomaste un café mientras veías el amanecer y te preparaste el desayuno más delicioso del mundo? ¿no? Claro que no, porque nunca has tenido tiempo para eso. Básicamente las mañanas corremos para llegar a donde tenemos que llegar medio bañados, medio desayunados y medio dormidos haciendo de las mañanas algo poco placentero y estresante.
Qué tal si de repente pones el despertador más temprano y utilizas ese tiempo extra en hacer un verdadero desayuno de campeones que incluya huevos y tocino y jugo y café y fruta y pan con mantequilla y todo eso que te gusta o lo utilizas en desviarte para pasar por un café y un croissant a la panadería bonita que hornea temprano su pan. O qué tal si lo aprovechas para leer o escribir algo, esa idea de negocio que tienes quizá. También puedes hacer un poco de meditación o mindfullness. Poner el radio y bailar 5 canciones. Ir a correr con tu perro. No se, hay muchas cosas que se pueden hacer en la mañana con tan solo despertarse media hora antes.
Si te cuesta mucho despertarte temprano considera que probablemente estes haciendo algo mal desde la noche anterior. Pronto escribiré sobre mi experiencia personal con la levantada temprano.

2.- Una oficina más personal.
Ok, se que este punto parece difícil de disfrutar porque a menudo las oficinas son lugares estresantes con una vibra pesada, pero hay algunas cosas que puedes hacer para disfrutar este espacio un poco más.
En primer lugar mantén tu escritorio ordenado. Tira todos los papeles, lapiceros y cosas que ya no sirven. Revisa cuáles son los Post-It que tienen información importante y si puedes pasar todas las notas a una libreta mucho mejor.
Cómprate una planta y tenla cerca de ti. Cuidarla te dará 5 minutos de distracción de vez en cuando.
Ve a la papelería y compra una excelente pluma. No tiene que ser muy cara. La mía es una BIC Triumph que compré en chedrahui, me costó 24 pesos y es una maravilla. Y también cómprate una libreta que te guste mucho. Por algún motivo esto hace una gran diferencia (¿o soy sólo yo?).
A mi personalmente me gusta también tener en mi oficina algún tipo de “Moodboard” o colage con imágenes y fotos que me inspiren algo.
Lleva el té que a ti te guste o la leche que te parezca mejor para ponerle a tu café. No se, esos pequeños detalles son importantes.
También puedes hornear algo en tu casa, galletas por ejemplo, y llevarlas al otro día. Ponlas en la mesa y dile a tus compañeros que a ellos les toca hacer el café. Este tipo de detalles harán que la oficina sea un espacio más amable para ti y para tus compañeros.
Ahora, también debes hacer tu “oficina” digital más placentera. Hay muchos calendarios y apps de listas de tareas que te ayudarán a tener todo mucho más ordenado (ya escribiré sobre eso). Pon un bonito fondo de pantalla, algo que te inspire o te motive. Ten todos tu archivos ordenados (no, “archivo_final_final_final3.doc” no es tenerlo ordenado). Si utilizas Chrome te recomiendo instalar la extensión Momentum. Refrescará tu navegador con una nueva imagen cada vez que lo abras. Su objetivo principal es dar calma y motivación (o al menos eso intenta).

3.- ¿Puedo hacer todo eso por la tarde? 
Normalmente al salir del trabajo por las tardes corremos hacia la casa porque estamos hartos de la gente y lo único que queremos es llegar al sillón y prender la televisón para olvidarnos de los problemas que tuvimos en el día. Por lo general consideramos que ir a tomar un vino, ir al cine, pasar la tarde en la librería o verse con un amigo para ponerse al día son cosas que deben esperar al fin de semana (e irónicamente llega el fin de semana y no lo hacemos). Pero definitivamente no tiene por qué ser así. Entiendo que esto pasa porque tratamos de ser disciplinados entre semana, y ahí está la clave. No hay que salir a acabarse todas las botellas de vino y desvelarse todos los días. Esa, definitivamente, no es la idea. La idea es, por ejemplo, saliendo del trabajo pasar a esa cafetería a la que siempre quisiste entrar, probar algo y listo. O bien, invitar a alguien a tu casa para que te ayude a terminar de armar ese mueble que lleva siglos desarmado mientras comen una botanita. O ir a esa función de cine independiente a la que siempre quisiste y que entre semana es más barata.
El objetivo real de esto es entender que pasamos demasiado tiempo haciendo exactamente lo mismo todos lo días y que cuando un día intentamos o probamos algo distinto, por más pequeño que sea, ese día parece “valer la pena”.

4.- Las Noches.
La noche tiene tanto potencial desperdiciado que te la voy a poner así:
Una playlist de Jazz en Spotify (te recomiendo esta) + una receta nueva de pasta (bueno, de ensalada) + una copa de vino o cervecita. ¡Quítate los zapatos y listo! Si sustituimos las quesadillas y la serie de televisión de todos los días por esta simple ecuación, la noche se puede volver en un momento mágico para cerrar el día.

Estas son algunas ideas básicas de cómo hacer la rutina del día a día más disfrutable. Sé que no es fácil cambiar e incorporar esto a nuestro estilo de vida, pero definitivamente vale la pena intentarlo.

¿Tu cómo haces para que tu rutina diaria sea más llevara? Déjame tus ideas y tus comentarios aquí abajo. Seguro todos necesitamos nuevas ideas.

Abrazo.

You Might Also Like

  • Chafis

    Wow! Que gran post! Definitivamente cada día te haces mejor en esto y me da mucho gusto.
    En mi caso definitivamente soy una persona de rutinas, aunque no en el sentido que comentas pero me ayuda a ser más eficiente en el día a día. Desayunar es algo que ya no puedo dejar de hacer, la diferencia fue notable en comparación a cuando destinaba a medias hace algunos años.
    Levantarme temprano es otra cosa que definitivamente ha sido fundamental, ya sea para salir a correr o con el objetivo de salir temprano de la oficina, es algo que me ha convertido en una persona más productiva, además de que me permite reducir el estrés al incrementar mis tiempos para sacar proyectos.
    Quedo en espera de tu siguiente post con las apps para personalizar mi escritorio y demás, estoy seguro que es algo que le dará un poco de alegría a mis rutinas.

  • Si, ¡Gracias por tu comentario!