Journal

Comenzando de Nuevo – Pt. 1

Comenzando de Nuevo Pablo Sucumo

¡Hola Súcumos!

¿Alguna vez han tenido la sensación de que la vida solamente avanza y avanza y cuando se dan cuenta ya están en un punto en el que no saben por qué están haciendo lo que están haciendo y aun así lo siguen haciendo?

En mi caso, cuando renuncié a mi trabajo en Ciudad de México, lo único que tenía en mente era iniciar y hacer crecer un estudio de diseño. Ese era mi sueño y mi prioridad. Durante siete años he estado enfocado en hacer crecer la cartera de clientes, hacer proyectos interesantes, crear un equipo de trabajo, ser autosustentable, entre otras cosas, y puedo decir que, a grandes rasgos, lo he logrado con la ayuda de mucha gente a mi alrededor.
Pero el tiempo ha pasado y me he vuelto terco en seguir creando ese sueño de hace siete años. La esencia de aquello que me hacía brincar de mi cama cada mañana se ha desvanecido poco a poco. Me es difícil encontrar la motivación y las tareas mas sencillas parecen ser las más complicadas. Pero la terquedad de la que les hablaba y el orgullo han sido más fuertes: “nadie quiere fracasar en construir un sueño” y sin darme cuenta, había perdido de vista algo bien importante: Los sueños son flexibles y las prioridades cambian porque básicamente, uno también cambia.

Hace poco me di cuenta que dejé de reconocerme en el sueño de hace siete años y, como me recomendó el psicólogo, comencé a moverme para hacer algo al respecto y dejar de sufrir. Es por eso que decidí tomarme unos días para estar solo y replantearme el sueño. Me escapé a Puerto Escondido, en donde todo comenzó hace siete años y aquí estoy, listo para comenzar de nuevo.

Lo que viene adelante sigue siendo incierto y poco a poco lo voy visualizando, pero si de algo estoy seguro es que yo he cambiado y no puedo seguir siendo el mismo y queriendo las mismas cosas de hace siete años.

Tranquilos, tranquilos, no dejaré de diseñar para volverme un hippie vagabundo -no se trata de eso-. Se trata de darle más significado a lo que hago y conectarme de nuevo con lo que me hace feliz. Como todos en este mundo, tengo talento para hacer cosas, tengo gente que me apoya y me quiere y es lo único que se necesita para comenzar de nuevo.

Bueno, saben que los quiero mucho y ustedes son parte de estos sueños. ¡Gracias por siempre estar conmigo y acompañarme a todas partes!

¡Abrazos Súcumos!